Un iMac con 4 núcleos ya es bastante impresionante, pero uno con 8, 10, 14 o 18 núcleos es una verdadera maravilla. Y si le sumamos velocidades Turbo Boost de hasta 4,5 GHz, el iMac Pro tiene la potencia y la flexibilidad para equilibrar el procesamiento multinúcleo con el rendimiento de un solo subproceso. Con las nuevas instrucciones vectoriales AVX-512 y una nueva arquitectura de caché, el procesador gestiona aún más datos y más rápido. Esto significa que podrás hacer muchas tareas a gran velocidad, como renderizar imágenes, editar videos de hasta 8K, retocar fotos, crear efectos de audio en tiempo real o desarrollar apps.

Categorías: Escritorio