El Mac mini es mucho más que un excelente computador de escritorio. Está listo para cualquier desafío: desde la automatización de tu casa hasta el manejo de enormes granjas de renderización. Y ahora, con los procesadores Intel de octava generación de 4 y 6 núcleos e Intel UHD Graphics 630, el Mac mini tiene una capacidad de procesamiento aún mayor para las tareas más grandes. Ya sea para probar tu última app de iOS o controlar el sonido de un concierto en vivo, el Mac mini es la mejor forma de pasar de una gran idea a un gran resultado.